Ataque tipo Criptojacking a Plataforma Nacional de Transparencia

INAI denunció ataque o hackeo de «tipo de explotación de criptomonedas». Durante al menos 4 horas plataforma presentó intermitencias


El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai), informó que tras hackeo o ataque de «tipo explotación por criptomonedas», el servicio ha sido reestablecido.

Hacia las 4:47 de la tarde el INAI denunció en Twitter el ataque contra la Plataforma Nacional de Transparencia.

La institución precisó que el área de tecnologías «se encuentra atendiendo el problema para restablecer el servicio».

«La Plataforma Nacional de Transparencia ha tenido un comportamiento intermitente, debido a un ataque o hackeo de tipo de explotación de criptomonedas», indicó el INAI.

Puntualizó que el área de tecnologías del INAI «está llevado a cabo acciones para detener el ataque y estabilizar la operación de la plataforma».

Se trata de la con sistema denominado SISAI 2.0, que integró a los órganos de transparencia de todo el país en un solo lugar.

Posteriormente el INAI informó de la estabilización de la Plataforma Nacional de Transparencia.

Detalló que por medio del su área de tecnlogías está tomando medidas para garantizar su optimo funcionamiento

El Cryptojaking

El cryptojacking es un plan para utilizar los dispositivos de otras personas (ordenadores, teléfonos inteligentes, tabletas o incluso servidores), sin su consentimiento ni su conocimiento.

Esto, para extraer criptomonedas subrepticiamente a costa de la víctima.

Lo anterior según explica Malwarebytes.

Y es que en lugar de construir un ordenador dedicado a la minería, «los hackers utilizan el cryptojacking para robar los recursos informáticos de los dispositivos de sus víctimas».

Entonces cuando se suman todos estos recursos, los hackers pueden competir con operaciones sofisticadas de minería de criptomonedas sin incurrir en unos gastos operativos caros.

«Si es víctima del cryptojacking, puede no darse cuenta«, detalla el portal.

Así la mayoría del software de cryptojacking está diseñado para permanecer oculto al usuario, «pero esto no significa que no se note».

Este robo de sus recursos informáticos reduce la velocidad de otros procesos, aumenta la factura de la luz y acorta la vida del dispositivo.

La motivación del cryptojacking es sencilla: el dinero- puntualiza el portal Malwarebytes.
La minería de criptomonedas puede ser muy lucrativa, pero que llegue a ser rentable resulta casi imposible sin los medios para cubrir grandes costes.

«Para alguien que tiene recursos limitados y una moral cuestionable, el cryptojacking es una manera asequible y eficaz de extraer valiosos coins«, detalla.

Comentarios