Fika: la importancia del coffee break para ser feliz y productivo

¿Tu trabajo te está llevando a un burnout inminente? Es hora de incorporar el fika a tu vida.


En la vida existen momentos que nunca deberían tocarse, instantes sagrados que invitan a respirar, reconectar y despertar los sentidos. Y muchas veces, esos momentos tienen al café como protagonista. Tal es el caso del "fika", la respuesta sueca al coffee break americano.

Para nadie es secreto lo demandante que se ha vuelto el mundo. La tecnología ha sido un pretexto para que, en vez de facilitarnos la vida, tengamos todo exagerada e inmediatamente accesible, de modo que la no-productividad genera culpa. ¿Y qué pasa con eso? Horas de comida limitadas ?o peor, horas de comida que son todo menos eso, pues las se convierten en horas de trabajo, pero con un plato de comida acompañándonos? , falta de conexión con la gente de nuestro entrono y una fatiga mental que es completamente humana pero nos hace sentir un poco como un fracaso. Ahora más que nunca, es importante adoptar prácticas como el fika.

A grandes rasgos, fika es un descanso en la jornada laboral para tomar café y algún pastelillo con los amigos y colegas del trabajo. Sin embargo, es mucho más que eso. Para los suecos, es todo un ritual y una parte importantísima del día, para la que hay que hacer espacio en el día cotidiano. Es la oportunidad de hacer un pausa, socializar y refrescar el cerebro. Y aunque suena a una idea cursi para la que nadie tiene tiempo, marcas como Volvo lo han hecho un descanso prioritario, pues se ha demostrado que este descanso tiene como consecuencias equipos más productivos.

¿Cómo hacer fika?

Regla número uno: no puedes hacer fika en tu escritorio o área de trabajo.

Una vez entendido esto, vamos con los detalles. Debes encontrar un rincón en el que puedas relajarte. En cuanto a la comida, realmente es lo de menos. El verdadero punto de esto es el descanso y la convivencia. Sin embargo, la recomendación es que sea algo con una presentación bonita, y de preferencia casero. En cuanto a la bebida, lo común es un café, pero es tu fika y son tus reglas, así que usa cualquier bebida no-alcohólica que te relaje. Si estás en casa, usa tu taza favorita. Si vas a salir, ve a tu café favorito. Procura hacer de esto una experiencia placentera en todos los sentidos.

Otro punto importante es el celular: no lo uses. Este no es tu break para textear ni para ponerte al corriente con tu correo electrónico ni subir un nivel de Candy Crush. Tu objetivo es la desconexión total, así que olvida tu celular durante tu media hora de fika (hay fikas que duran horas, pero hay que ser realistas. Quieres despejarte pero no tirar a la basura tu productividad.

Punto final: el fika tiene un espíritu de convivencia, pero con la llegada pandémica del home office (o si has trabajado desde casa toda desde siempre), esto no es posible para muchas personas. Que tu soledad no te detenga: un descanso individual también te va a ayuar a despejarte.

¿Cómo beneficia el fika a tu trabajo?
Mejores conexiones. Si estás en la oficina, el fika es un momento de dejar de concentrarte en el trabajo y generar conexiones genuinas con tu equipo (aunque si naturalmente salen temas laborales en la conversación, déjalos fluir).

Mejor productividad y creatividad. Los descansos como el fika aumentan los niveles de compromiso y productividad, así como la creatividad. Es más común tener buenas ideas cuando le das a tu cerebro espacio para descansar, en vez de pensar.

Por Fernanda López Ruiz | Life&Style

Comentarios