El FMI mejora a 6.3% su pronóstico de crecimiento para México en este año

El Fondo Monetario Internacional eleva de 5% a 6.3% su pronóstico de crecimiento para la economía mexicana en este año, debido a la fuerte recuperación de su principal socio comercial


El Fondo Monetario Internacional (FMI) mejoró significativamente sus pronósticos de crecimiento para México para este y el siguiente año, debido al efecto de arrastre que tendrá la recuperación en Estados Unidos.
 
Pese a la tercera ola de contagios, el organismo multilateral subió de 5% a 6.3% su estimado para el crecimiento del producto interno bruto (PIB) para el 2021.
 
También revisó a 4.2% desde el 3% el PIB para el 2022 para la economía mexicana.
 
Lo anterior significó un alza de 1.3 puntos y 1.2 puntos porcentuales para cada año en comparación al pronóstico de abril pasado, según la actualización de las expectativas económicas mundiales (WEO) que dio a conocer esta mañana.
 
Esta es la tercera vez consecutiva en el presente año que el FMI ajusta al alza sus estimaciones para nuestra economía.

De acuerdo con el documento titulado "Las líneas de falla se amplían en la recuperación global", se pone de relieve que el ajuste se hizo ante un resultado mejor de lo esperado que se observó en el primer trimestre del presente año.
 
Ello como efectos favorables de las perspectivas más alentadoras para la economía de Estados Unidos que el FMI está proyectando de un crecimiento del 7% para el 2021, es decir un aumento de 0.6 puntos porcentuales y de 4.9% para el 2022 que representa 1.4 puntos porcentuales por arriba de lo que veían en el WEO anterior.
 
Para la economía mundial, el Fondo ratificó su estimado de 6%, es decir igual que el reporte de abril, y subió 0.5 puntos para el 2022 para quedar en 4.9%.
 
Expuso que las perspectivas económicas tienen una divergencia mayor entre los países desde el informe pasado de abril.
 
Ponderó que el acceso a las vacunas ha surgido como la principal línea de falla a lo largo de la cual, la recuperación global se divide en dos bloques: aquellos que pueden esperar una mayor normalización de la actividad a finales de este año, como es el caso para casi todos los países avanzados.
 
Y por el otro, aquellos que aún enfrentarán el resurgimiento de infecciones y el aumento del número de muertes por Covid-19.

Con información de EL UNIVERSAL

Comentarios